fbpx
0 elementos

Me gusta cómo se te ve esa falda que con inseguridad te has probado tres veces.

Me gusta cómo te has tomado 10 fotos en 5 minutos con diferentes poses y sigues buscando tu mejor ángulo, viéndote hermosa desde aquí.

Ese bikini que te pensaste en comprar, me gusta cómo define tu cintura y como al estar bajo la luz de tu habitación marca esas líneas que se han ido formando con el tiempo.

Todo esto que haces por ti y para que los demás lo vean, me gusta, pero me gusta más cuando tú te sientes cómoda contigo misma; cuando irradias tu magia, confianza, decisión y respeto profundo por ti misma. Me gusta cuando sonríes sin motivo alguno o cuando te sientes hermosa sin tanta producción. Me gusta tu yo natural, es el que te queda mejor.

Al final del ajetreo de la mañana vas corriendo y me vuelves a ver por última vez, a veces feliz y otras insegura, y lo único que te puedo decir es que me gusta cuando me guiñes el ojo a través del espejo, tomas fuerza y sigues así de guapa, así de feliz, así como me gusta.